Todas las empresas de servicios tienen una variedad de necesidades de manejo de materiales tanto en sus patios como en el lugar de trabajo. Cada tipo de industria tiene sus propias necesidades únicas que hacen que las grúas articuladas sean una opción viable en su día a día.


En el mercado de servicios públicos, las compañías eléctricas y los contratistas son probablemente los usuarios más comunes de grúas. Las compañías de gas natural y las compañías de agua también son grandes usuarios.


Las compañías de gas natural usan grúas principalmente para recoger y colocar tuberías de diferentes tamaños, pesos y dimensiones, y las compañías de propano encuentran que grúas son útiles para colocar tanques, especialmente porque las grúas articuladas hacen que sea más fácil sortear obstáculos y evitar obstrucciones en ciertas colonias.


La primera y más obvia consideración al seleccionar una grúa son las necesidades de peso y alcance. ¿Cuánto se levantará normalmente y qué tan lejos tendrá que llegar la grúa para colocarlo? La capacidad de alcance y elevación, cuando se analizan juntas, se correlaciona directamente con el modelo de grúa base correcto.


Una vez que se deciden la capacidad de elevación y alcance, otras consideraciones que los compradores de grúas deben tener en cuenta incluyen la cantidad de carga que planean transportar legalmente en el camión y en qué parte del camión debe montarse la grúa para satisfacer mejor sus necesidades.


No dudes en acercarte con los expertos en grúas si necesitas una.